A través de un comunicado, la cadena de cafés dejó en claro que está “comprometida con la comunidad celíaca” y que “no es política de la empresa cobrar ningún recargo”. La denuncia la hizo una mujer a través de las redes sociales, allí publicó el ticket donde acreditaba que le habían cobrado un recargo por consumir un alimento libre de gluten.

La empresa aclaró de inmediato que se pusieron en contacto con Natalia, la clienta que publicó el ticket en sus redes sociales y que había realizado una denuncia por discriminación.

La polémica surgió a partir de una clienta de Bonafide, de nombre Natalia, quien le sacó una foto a su ticket donde se podía observar un recargo.

La firma admitió que se trató de un caso que ocurrió en una franquicia de su red y que van a mantener el compromiso de seguir adelante con los menús sin TACC.

(Visited 272 times, 1 visits today)
Artículos Relacionados
Comentarios