Categoría: Destacados

Es un gran avance para los que padecen esta enfermedad. A partir de ahora los locales gastronómicos podrán capacitar, de manera voluntaria y  gratuita, a sus empleados para que sepan como ofrecer y manipular los alimentos sin TACC. La iniciativa se aprobó por unanimidad en la Legislatura Porteña.

Uno de los grandes dolores de cabeza que tienen los celíacos es comer fuera de casa. Lo falta de capacitación del personal en bares y restaurantes, a cerca de los cuidados que implica la venta de menus sin gluten, es un clásico.

Con esta ley que se aprobó por unanimidad  -58 votos afirmativos- los dueños y los concesionarios de locales gastronómicos podrán capacitar de manera voluntaria y gratuita a su personal, para que comprendan la responsabilidad que implica ofrecer menús sin tacc. Al menos un empleado por turno deberá conocer los detalles de cómo cuidar el alimento libre de gluten.

La iniciativa tuvo un debate importante en dos comisiones: la de Desarrollo Económico y la de Finanzas. El legislador porteño que la impulsó es Sergio Abrevaya (GEN). Celico tuvo un diálogo mano a mano con el diputado porteño y su asesor Fernando Bertani.

“Esto es un gran avance porque se reconoce a un sector de la población (se estima que son 50 mil los celíaco en Capital). No es lo mismo ofrecer un menú para celíacos a ofrecer un menú con la seguridad de que está bien elaborado. Esta diferencia muchas veces no se conoce, por ignorancia. Cocinan un alimento sin tacc en la misma sartén que se utilizó para otra comida”, sostuvo Abrevaya.

 

Ley para capacitar al personal

 

“Se pone en movimiento todo un mecanismo para que se pueda atender a un celíaco desde que entra al local. Se garantiza el alimento está libre de gluten. Entrenar al personal será gratuito, y correrá por cuenta del Gobierno de la Ciudad”, sostuvo Bertani.

“Manipular utensilios, insumos y alimentos para celíacos será parte de la capacitación. Luego se sigue con monitoreo y una supervisión por parte de la AGC (Agencia Gubernamental de Control)”, indicó el asesor de Abrevaya.

“Ahora en los restaurantes va a pasar lo mismo que cuando los celíacos o los fliares de ellos van a la góndola del supermercado y ven el sello sin tacc y ya compran más tranquilos. Cuando en un establecimiento vean el logo van a poder ingresar y exorcizar el fantasma de la contaminación cruzada”, agregó.

“La Ley Nacional obliga a todos los locales gastronómicos ofrecer un menú libre de gluten eso fue un gran paso, pero no generaba un sistema para asegurar un alimento inocuo”, explicó Bertani.

 

Beneficios impositivos

“Hay que incentivar a los emprendedores gastronómicos para que sean beneficiados con descuentos impositivos a todos aquellos que quieran poner un establecimiento en zonas de la Capital mas desfavorables en materia socioeconómica. Hoy en el Sur de la Capital prácticamente no hay restaurantes sin TACC”.

 

Sería un gran alivio para todos los celíacos. El sueño de volver a comer con gluten podría estar cada vez más cerca si continúan los avances en la creación de una pastilla o una vacuna antitacc. En España se están realizando distintos análisis. Te contamos todos los detalles en esta nota.

 

 

 

Fuente: periodistas.es

 

Se están analizando varias alternativas para que las personas que padecen celiaquía puedan comer gluten si sufrir consecuencias gastrointestinales. Una es la “pastilla del dìa después” a comer con gluten.

 

Según publica periodistas.es, la farmacéutica Takeda, ha investigado la utilidad de la terapia enzimática llamada KumaMax, que ha sido desarrollada por bioingeniería.

Otra opción es la desarrollada por la compañía Innovate Biopharmaceuticals que ofrece controlar la permeabilidad intestinal de forma que se evite que las gliadinas entren en contacto con las células del sistema inmune; ensayo que aún permanece en la tercera fase.

 

La pastilla anti gluten

Actualmente existen varias opciones que son toleradas por los celíacos. Una de ellas es la llamada terapia enzimática (sería la ingesta de una pastilla), cuya acción se basa en la administración de diferentes enzimas que trituran el gluten e impiden que se activen las defensas que son una amenaza para este colectivo; trigo, centeno, cebada entre otros productos ya procesados.

La pastilla con enzimas digestivas que se extraen de bacterias, hongos o vegetales, trocearán las partículas tóxicas del gluten. Esto permitirá absorber mejor el gluten y que no sea dañino para los celíacos.

La vacuna

La vacuna terapéutica permitirá, mediante un proceso similar a la inmunoterapia de los alérgenos, que el paciente se vacune con dosis más alta de de péptidos de gluten que inducirían a la tolerancia inmunológica. Mediante esta vacuna, las defensas del organismo de los celíacos aprenden que el gluten no es dañino.

Estas nuevas alternativas no hacen que el celiaco abandone 100% la dieta pero sì ayuda a la hora de comer afuera. Fortalece la prevención sobre toda en la contaminación cruzada.

En los casos en los que el paciente padezca sensibilidad al gluten o intolerancia, podrá ser efectivo de igual forma. En adultos, muchos dolores óseos, articulares, fatiga, menopausia precoz, parestesias, neuropatía periférica, debilidad muscular, osteopenia, osteoporosis, etc, son debidos a la enfermedad celíaca.

En niños y adolescentes, los síntomas son más agudos, al producir diarrea, estreñimiento, distensión abdominal, retraso en el crecimiento o malnutrición. Una enfermedad sin duda aún desconocida porque está infradiagnosticada y tiene un importante campo que abarcar.

Fuente: periodistas.es

Se tratan de casos diagnosticados. Sufren síntomas parecidos a los de la enfermedad celíaca pero sin la reacción autoinmune que perjudica al intestino. Se desprende de una información que publicó Clarin.com.

A raíz de esto los médicos sostienen que los paciente antes de realizar una dieta sin TACC es importante que se realicen los estudios pertinentes para descartar que padece celiaquía.

 

“Lo más importante para poder distinguir la situación es que antes de diagnosticar una sensibilidad al gluten hay que descartar rotundamente la celiaquía, que es una enfermedad que cuenta con buenas herramientas para el diagnóstico. En cambio, la sensibilidad al gluten no tiene biomarcadores, ni anticuerpos específicos, por lo que únicamente nos queda el diagnóstico clínico”, indicó el médico gastroenterólogo Eduardo Mauriño, jefe del Departamento de Medicina del Hospital Udaondo, a Clarin.com

 

“Hay una tendencia a creer que esto de comer sin gluten podría traer algún beneficio a la salud, a partir de estrellas de Hollywood o deportistas que lo recomiendan, pero en realidad esto no tiene que ver con llevar una dieta sin TACC (trigo, avena, cebada y centeno), sino con comer más naturalmente. Se ve mucha gente que lo hace por su cuenta pensando que lo va a favorecer, pero la realidad es que no favorece en nada. Es más, las harinas consumidas en raciones diarias apropiadas son una fuente de energía importante”, sostuvo la doctora Gabriela Fedele, médica especialista en celiaquía, a Clarin.com

 

Sobre la sensibilidad al gluten no celíaca no hay datos disponibles en la Argentina. En Estados Unidos se estima que afecta al 10% de la población.

“Están apareciendo muchos casos de sensibilidad al gluten, pero la mayoría son diagnosticados por el mismo médico. La sintomatología es similar, pero cuando se hacen la endoscopia, tienen las vellosidades conservadas. La diferencia es que el sensible puede llegar a tener algún permitido, o adoptar una dieta no tan estricta”, dice Mariana Holgado, de la comisión directiva de la Asociación Celíaca Argentina, a Clarin.com

“En la asociación se está acercando mucha gente sensible al gluten. Pero también es importante saber que el gluten en sí es pesado de digerir para todos, es de digestión lenta”, añade.

“La proteína del gluten en los celíacos actúa como patógeno. En los sensibles al gluten no, no hay reacción autoinmune”, diferencia Fedele.

La SGNC puede llegar a ser transitoria. “Cuando uno pone frente a frente la celiaquía y la sensibilidad al gluten, hay que decir que la celiaquía es autoinmune, cada vez que el gluten entra al intestino, éste se atrofia y favorece la aparición de otras enfermedades. Con la sensibilidad al gluten hoy no se puede afirmar que esto sea igual”, añade Mauriño.

Fuente: Clarin.com

El fin de la Segunda Guerra mundial dejó pueblos sumergidos en el hambre. El acceso al trigo y a otros cereales era muy limitado. Pero ahí es cuando un pediatra holandés descubre que sus pacientes mejoraban notoriamente su salud a raíz de la falta de gluten. A continuación te contamos la historia.

 

Fuente: enlacejudio.com

 

Corría el año 1944 y Holanda era testigo de una hambruna inusitada. Las condiciones de vida eran extremas: escaseaban los alimentos y las condiciones de higiene y salubridad prácticamente no existían. Todo este panorama eran las consecuencias del fin de la Guerra.

 

Luego del desembarco de Normandía, las tropas alemanas comienzan a debilitarse en cada uno de los países europeos donde permanecían. Los Países Bajos eran uno de ellos: La gente se desespera por el hambre y los empleados ferroviarios realizan una huelga histórica. Como respuesta a esa medida de fuerza, los alemanes embargan todo el transporte de comidas que debían llegar a Holanda.

 

Por lo tanto las comunidades ubicadas en los Países Bajos comían como podían, muchos hacían trueques en las granjas y otros sembraban la tierra para comer.

 

Allí surge el pediatra holandés el Dr. Willem Karel Dicke,  –fue director médico del Juliana Children’s Hospital  y del Wilhelmina Children’s Hospital.

 

Mientras el hambre acechaba cada rincón de su país, él era director del primer hospital anteriormente mencionado, y recibía pacientes con severos problemas en los intestinos. Tenía la sospecha que el trigo y sus derivados les causaban severos malestares a sus pacientes.

 

En medio de la crisis por la Guerra, el acceso al trigo y otros cereales era muy limitado y allí es cuando la hipótesis del médico se comprueba. Al no ingerir estos alimentos, sus pacientes mejoraban notoriamente su salud.

Éste y otros descubrimientos, lo hicieron candidato al Premio Nobel en 1962. Lamentablemente el pediatra sufre un ataque cardiovascular y fallece antes de recibir la distinción. De todas maneras, en homenaje a su memoria, crearon un reconocimiento: la medalla Dicke.

 

 

 

Una de las marcas de cerveza  más reconocidas en el mundo quiere ampliar su público y ya hizo una prueba piloto en Reino Unido. Lanzó al mercado packs de botellas (porrón) y latas sin gluten. Así lo publicó Merca20.com

“Los consumidores disfrutarán de más opciones ya que la marca de venta de alcohol número uno del Reino Unido estará disponible en una variante sin gluten”, señaló Alexis Berger, director de marketing de la compañía belga.

Stella Artois es una de las marcas que depende de AB InBev (dueña de otras firmas cerveceras como Budweiser, Corona, Bud Light, Skol, Brahma, Quilmes, entre otras). Según voceros de la empresa belga, probarán con estos nuevos  packs sin TACC en Reino Unido y si tienen buena repercusión entre los consumidores, lo repetirán en otros países.

La cerveza  es una de las bebidas alcohólicas más tomada en el planeta. Sólo en  2015 se produjeron más de mil 930 millones de hectolitros de este producto, de acuerdo con datos deStatista.

Con respecto a Stella Artois, esta compañía no es la primera marca de cerveza en apuntar al público celíaco. Antes lo hizo Carlsberg, también en Reino Unido, donde el consumo de estas cervezas sin gluten arrojó un crecimiento en ventas del 83 por ciento en 2017, según datos de Kantar.

Stella Artois con su nueva cerveza sin TACC se suma a la tendencia de venta de productos libre de gluten que va en aumento no solo en Argentina sino también a nivel mundial.

Según datos de Financial Times / Euromonitor / Statista., la facturación por alimentos y bebidas libres de gluten ascendería a los 4 mil 141 millones de dólares al cierre de 2018. Pero eso no es todo, para el 2020 está proyectado una recaudación de 4 mil 682 millones.

Fuente: merca20.com