Es un gran avance para los que padecen esta enfermedad. A partir de ahora los locales gastronómicos podrán capacitar, de manera voluntaria y  gratuita, a sus empleados para que sepan como ofrecer y manipular los alimentos sin TACC. La iniciativa se aprobó por unanimidad en la Legislatura Porteña.

Uno de los grandes dolores de cabeza que tienen los celíacos es comer fuera de casa. Lo falta de capacitación del personal en bares y restaurantes, a cerca de los cuidados que implica la venta de menus sin gluten, es un clásico.

Con esta ley que se aprobó por unanimidad  -58 votos afirmativos- los dueños y los concesionarios de locales gastronómicos podrán capacitar de manera voluntaria y gratuita a su personal, para que comprendan la responsabilidad que implica ofrecer menús sin tacc. Al menos un empleado por turno deberá conocer los detalles de cómo cuidar el alimento libre de gluten.

La iniciativa tuvo un debate importante en dos comisiones: la de Desarrollo Económico y la de Finanzas. El legislador porteño que la impulsó es Sergio Abrevaya (GEN). Celico tuvo un diálogo mano a mano con el diputado porteño y su asesor Fernando Bertani.

«Esto es un gran avance porque se reconoce a un sector de la población (se estima que son 50 mil los celíaco en Capital). No es lo mismo ofrecer un menú para celíacos a ofrecer un menú con la seguridad de que está bien elaborado. Esta diferencia muchas veces no se conoce, por ignorancia. Cocinan un alimento sin tacc en la misma sartén que se utilizó para otra comida», sostuvo Abrevaya.

 

Ley para capacitar al personal

 

«Se pone en movimiento todo un mecanismo para que se pueda atender a un celíaco desde que entra al local. Se garantiza el alimento está libre de gluten. Entrenar al personal será gratuito, y correrá por cuenta del Gobierno de la Ciudad», sostuvo Bertani.

«Manipular utensilios, insumos y alimentos para celíacos será parte de la capacitación. Luego se sigue con monitoreo y una supervisión por parte de la AGC (Agencia Gubernamental de Control)», indicó el asesor de Abrevaya.

«Ahora en los restaurantes va a pasar lo mismo que cuando los celíacos o los fliares de ellos van a la góndola del supermercado y ven el sello sin tacc y ya compran más tranquilos. Cuando en un establecimiento vean el logo van a poder ingresar y exorcizar el fantasma de la contaminación cruzada», agregó.

«La Ley Nacional obliga a todos los locales gastronómicos ofrecer un menú libre de gluten eso fue un gran paso, pero no generaba un sistema para asegurar un alimento inocuo», explicó Bertani.

 

Beneficios impositivos

«Hay que incentivar a los emprendedores gastronómicos para que sean beneficiados con descuentos impositivos a todos aquellos que quieran poner un establecimiento en zonas de la Capital mas desfavorables en materia socioeconómica. Hoy en el Sur de la Capital prácticamente no hay restaurantes sin TACC».

 

(Visited 13.569 times, 1 visits today)
Artículos Relacionados
Comentarios