Beneficios del trigo sarraceno

Las propiedades del trigo sarraceno lo convierten en un ingrediente ideal para elaborar alimentos aptos para celíacos, así como para utilizarlo en dietas veganas, vegetarianas y adelgazantes. Te contamos cuales son algunos de los beneficios del trigo sarraceno:

  • Sin gluten: lo que lo transforma en un alimento apto para celíacos.
  • Omega 6: presenta un alto nivel de ácido linoleico u omega-6, lo cual le otorga un alto poder antioxidante.
  • Proteínas: posee aminoácidos esenciales, especialmente lisina, treonina y triptófano, de los que carecen muchos cereales.
  • Hidratos de carbono: contiene manosa, galactosa, xilosa y ácido glucurónico, los cuales contribuyen a la digestión al liberar su energía lentamente y alcanzar un efecto saciante.
  • Vitaminas: es el único cereal que contiene vitamina P, también llamada flavonoide rutina. Ayuda a prevenir infartos, hipertensión, hemorragias y enfermedades cardiovasculares, y refuerza los capilares sanguíneos.
  • Minerales: posee altos niveles de magnesio y potasio. Además, sus niveles de hierro y fósforo son superiores a los de la mayoría de los cereales.

The Institute of Food, Science and Technology realizó un estudio para evaluar el efecto del agregado de harina de trigo sarraceno en panes sin TACC, con el fin de aumentar la calidad nutritiva del pan reemplazando harinas que solo contienen almidón (maíz, arroz, etcétera).

Se concluyó que los panes sin TACC con mezcla de un 40 por ciento de harina de trigo sarraceno tenían tres veces más capacidad antioxidante que los panes sin TACC tradicionales. Si estos no es un beneficios del trigo sarraceno, cual sino.

Se observó también una mayor riqueza de minerales en el pan, especialmente en magnesio, fósforo y potasio.

Por eso, compartimos una receta especial de Pan con Trigo Sarraceno:

INGREDIENTES

  • 500 gramos de harina de trigo sarraceno Olienka (integral o blanca).
  • 1 sobre de levadura seca.
  • ¾ de cucharadita de sal.
  • 350-450 mililitros de agua tibia.
  • 1 cucharada de vinagre.
  • 2 cucharadas de aceite.
  • 2 huevos.
  • 200-300 gramos de nueces fritas (partidas).

PREPARACIÓN

  1. Mezclar los ingredientes hasta formar una pasta densa pero líquida. Verter en un molde enmantecado o aceitado (20 x 10 cm).
  2. Espolvorear harina sobre la superficie de la masa, cubrir con bolsa de plástico y dejar levar hasta aproximadamente el doble de su volumen original.
  3. Colocar en horno precalentado y hornear a 220°C sin ventilación, aproximadamente durante 30 minutos.

Si quieres conocer más sobre el Trigo Sarraceno, te invitamos a que leas nuestra entrada: El trigo sarraceno. Un nuevo y antiguo cereal apto

Artículos Relacionados
Comentarios