Es una de las hipótesis que plantean los especialistas en esta enfermedad.  Los chicos que sufren autismo pueden pasar de no tener ganas de comer a ingerir alimentos de manera compulsiva. En una publicación que realizó Aleteia.org, analizan los beneficios de una dieta libre de gluten.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada 160 niños tiene un Trastorno del Espectro Autista (TEA). Se trata de una condición neurológica crónica que se despierta en la niñez y altera el comportamiento, la interacción social, la comunicación y el aprendizaje del niño.

Cuando se detecta este problema comienzan una serie de interrogantes y aparece la familia como efecto contenedor. Una de esas preguntas puede ser :  ¿cómo alimento a mi hijo?.

 

Problemas en la alimentación

Es posible que el niño no tenga ganas de comer o lo haga de manera muy espaciada, o que los alimentos no le resulte gratificante. Pero también se puede dar lo contrario y que el nene coma de manera voraz y rápida.

Otro de los focos de conflicto es la conducta a la hora de comer. Debido a su hiperactividad les cuesta estar sentados varios minutos frente a una mesa. Son propensos a tocar los alimentos con las manos etc.

Esto no es casualidad, responde a que el TAE altera el sistema nervioso y a la hora de comer esto se ve claramente. Hay una escasa o excesiva reacción percibida por los sentidos como el oído, la vista, el tacto, el gusto o el olfato.

Si el sabor de alguna comida no le gustó cuando lo ingirió por primera vez, es posible que nunca más quiera probarla.

 

Sufren problemas gastrointestinales

El estreñimiento es un clásico en esta enfermedad. Provocado en su mayoría por el rechazo o la limitación de alimentos ricos en fibra como son las frutas y verduras.

 

Intolerancia o alergia alimentaria

Muchos de los pacientes tienen alergia al gluten y a la caseína, pero aún no hay evidencia empírica que relacione directamente este trastorno con una intolerancia al gluten o caseína. Si se puede decir que, en algunos casos, no en todos, la Dieta Libre de Gluten y Caseína, puede ser efectiva para mejorar uno o más de los síntomas característicos del autismo. 

 

Fuente: Aleteia.org

(Visited 95 times, 1 visits today)
Artículos Relacionados
Comentarios