La cita se dio en el Parque Cultural Libertad, de este municipio del Oeste del Conurbano.

Alrededor de 100 personas participaron de una jornada espectacular. Disfrutaron de los talleres de cocina, con recetas en vivo de dos chefs especialistas en alimentos sin tacc. También se realizaron degustaciones de todo tipo y la concientización estuvo a cargo de la nutricionista Mariana Campisi.

 

Tal como ocurrió el 29 de Septiembre de este año, el Municipio de Merlo recibió a la comunidad celíaca el sábado pasado y se trató de una jornada de fiesta. El día soleado fue el marco ideal para que alrededor de 100 personas se acercaran al Parque Cultural Libertad.

El director de la revista Celico, Luis Grutarotti, quien organizó el evento fue el primero en dar la bienvenida a todos los asistentes y luego fue el turno de dos maestras de la cocina.

 

Zulema Sánchez, Chef, Profesora de gastronomía para celiacos y niños autistas.

 

“Soy celíaca y estos eventos son más que importantes. Necesitamos que se extienda cada vez más, que cada Municipio tome conciencia de la enfermedad”, dijo Zulema.

“Estos talleres de cocina sirven mucho porque todos necesitamos saber cocinar sin gluten. Esto nos ayuda a no transgredir. Si sabemos hacer un budín o una pizza, no vamos a tener necesidad de transgredir”, opinó.

Cada vez somos más los celíacos y la alimentación es nuestra medicación. Es importante asumir la enfermedad y hacer una dieta. No es complicado porque hay muchas cosas que podemos comer, pollo, huevo, verduras. Nuestro problema son las harinas, pero por suerte hoy, hay muchas marcas que nos ayudan”, expresó la chef.

“Hice pizzas con tomate y otras con cebollas. También budines con dulce de leche. Estos últimos solo llevaron cuatro ingredientes: dulce de leche, huevo, premezcla, y polvo de hornear”, explicó.

“Por su parte, las pizzas llevaron premezcla y les puse levadura, aceite y agua, más sencillo es imposible”, detalló Zulema.

 

Mónica Cortizas, chef, especialista en cocina libre de gluten.

 

 

“Estos eventos sirven para ayudar. Cuando a una mamá le detectan que su hijo es celiaco, da la sensación de que se cae el mundo. A mi me pasó. No es fácil pasar del trigo a todas nuestras mazas, sí podemos asegurarle que pueden comer rico, pero llegar a esto es muy difícil”, dijo Mónica, madre de una nena con celiaquía.

“Tenemos 484 alimentos para comer, solo no podemos ingerir 4. El resto lo podemos utilizar”, manifestó la creadora de “Margarita me quiere”.

“Se puede hacer desde una mesa dulce hasta cualquier otra cosa. Ningún comensal se da cuenta. Yo Hice un catering para 150 personas donde solo la novia era celíaca y todos comieron sin tacc.  No hay diferencia entre una comida celíaca y otra con trigo”, agregó.

 

Silvana Mariel, Directora de Salud de la Secretaría de Desarrollo Social de Merlo.

 

“Merlo integra al celiaco es un programa que comenzó hace tres años. Queremos apoyar al celíaco con charlas, asesoramiento con médicos. También entregamos mercadería y brindamos atención psicológica y de grupo. Hicimos talleres de alimentos porque nos dimos cuenta que los celíacos no sabían cómo elaborar los alimentos libre de gluten”, dijo la funcionaria.

“El evento fue estupendo, los vecinos lo estaban esperando. Esto es lo que nosotros necesitábamos, porque aquí se pudo ver la elaboración de los productos y le permite al celíaco seleccionar mejor”, agregó.

 

Mariana Campisi, Licenciada en Nutrición

“Está bueno que la gente tenga este espacio donde se puede escuchar una charla. De esta manera los celíacos se pueden sentir más acompañado porque están entre pares. El evento fue muy bueno porque pudieron aprender recetas nuevas”.

“Es importante ver que pueden desarrollar un producto parecido al que come el común de la gente”.

“Mi objetivo con la charla fue que la gente entienda que se deben alimentar de manera saludable. Los que nosotros nos metemos en el organismo es lo que nos hace sentir bien o mal y más cuando tenemos una enfermedad crónica como la celiaquía.

“Quiero que los celíacos se queden con el  ‘sí’ más que con el ‘no’.  Están acostumbrados a que todos le digan que “no”, cuando en realidad son más los alimentos que “sí” pueden comer que los que ‘no’ pueden comer”, remarcó la licenciada.

 

Marcela Decos Del Mar, ganadora del máximo premio.

 

En el final de la jornada la revista Celico sorteó, entre todos los asistentes, una canasta con alimentos equivalente a 700$. La gran ganadora fue Marcela, que luego de recibir el premio dialogó con nuestro medio.

“Me voy feliz con el evento. La charla de la especialista fue muy productiva y las recetas en vivo fueron muy buenas. Todo lo que se degustó fue muy rico”.

(Visited 26 times, 1 visits today)
Artículos Relacionados
Comentarios