Celiacos

Para resolver cualquier situación es clave un buen diagnóstico pero en ese país europeo no hay datos oficiales sobre la cantidad de celíacos. Esto se debe a que casi todos los casos se registraron en la salud privada. Lo confirmó el presidente de FACE.

“El problema que tiene la administración es que no sabe cuántos celíacos hay en España porque están diagnosticados en el sistema privado de salud”, dijo Jon Zabala, presidente de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE).

En este sentido también opinó Luis Fernández, presidente de la Sociedad Española de Enfermedad Celíaca EEC, advirtieron sobre la dificultad del diagnóstico de la celiaquía. “Faltan nutricionistas en el Sistema Público de Salud. Ahora mismo, esa labor la realizan las asociaciones”, explicó.

De todas maneras las asociaciones trabajaron mucho para formar a las empresas y restaurantes que elaboran productos para celíacos. “Gracias a eso, España es referente en seguridad alimentaria para celíacos”, dijo el presidente de FACE. Pero hace hincapié en la necesidad de que la industria elabore productos más baratos para celíacos, pero también más sanos.

Los altos precios de los productos sin TACC no solo es un problema en Argentina, también lo padecen en España. El Presidente de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, Jesús Román, sostuvo “el precio de alimentos tan básicos como el pan no deberían ser tan caros”. En este sentido, remarcó los peligros que supone para una persona celíaca salir a comer fuera de casa: “La hostelería siempre ha sido el gran problema. Todo el equipo debe estar formado para que un establecimiento pueda declararse gluten free. Debe ser seguro para el celíaco”.

Estos representantes se expresaron tras una decisión de la Defensoría del Pueblo de España, que dio a conocer 22 puntos dirigidos a todos los sectores y que pueden mejorar la calidad de vida de los celíacos.

Estos veintidós ítems buscan animar a la investigación de la enfermedad, divulgar la importancia de los diagnósticos y la necesidad de la especialización médica, dar a conocer las necesidades y los costos en productos alimenticios sin gluten aptos para celíacos y, en muchos casos, las dificultades a las que se enfrentan para seguir su dieta.

 La institución ha pedido garantizar el acceso a los alimentos sin gluten en condiciones de seguridad. Así, ha recomendado políticas de apoyo a las empresas de hostelería y restauración para que ofrezcan menús adaptados a las necesidades de las personas con enfermedad celíaca o con otras alergias e intolerancias alimentarias.

Es el dato que arrojó un relevamiento oficial en Capital. Estudiaron 50 locales gastronómicos que ofrecen alimentos sin TACC pero muy pocos podían hacerlo de manera segura. Los altos costos para realizar una cocina aparte hacen que la ley celíaca no se aplique en su totalidad.

 

El estudio lo realizó la Agencia Gubernamental de Control (AGC) del Gobierno porteño. Detectaron que de 50 bares o restaurantes que ofrecen alimentos para celíacos apenas el 6% podía venderlo de manera segura. El relevamiento lo dio a conocer el diario Clarín.

La Ley celiaquía se aprobó en 2015 pero para llevarla a la práctica hay muchos impedimentos. Por ejemplo para producir alimentos libres de gluten es indispensable que un restaurante cuente con una cocina distinta a la que se utiliza para elaborar los menú tradicionales. También tienen que diferenciar los utensilios, mesadas, hornos etc.

El gobierno porteño identificó algunos locales que sí están aptos para ofrecer menú sin TACC, que representan a ese 6%.  Uno de los casos es el restaurante La Querencia, en Recoleta. En una cocina aparte elaboran tamales, humita en chala, carne, tortillas y postres.

“Una cliente habitual pertenece a la Asociación Celíaca Argentina y nos hizo tomar conciencia de la importancia de sumar menús sin TACC”, le explica Marina Salas, encargada del lugar, al diario Clarín.

“En la práctica, muchos establecimientos no están en condiciones de cumplir con la ley. Evitar la contaminación de los alimentos requiere de un alto nivel de complejidad en la manipulación”. Es por eso que “lo que hace la mayoría es comprar afuera comidas que sean aptas para celíacos” y que luego se calientan en el local, en hornos exclusivos para que no se contaminen, dijo Verónica Sánchez, presidente de la Cámara de Restaurantes, a Clarín.

En ese sentido, Sebastián Ríos Fernández, CEO de la cadena Almacén de Pizzas, le explicó al mismo diario “si producíamos todo teníamos que hacer cambios muy radicales, como duplicar el espacio de la cocina. Por eso lo resolvemos con proveedores externos”. Esta tienda fue una de las primeras en ofrecer menús sin TACC y ahora el 10% de sus comensales con celíacos.

Otro de los ejemplos es Mondo Spaghetti, que tiene sus locales en los shoppings Galerías Pacíficos, Caballito y Unicenter. “La pasta apta ya viene porcionada y envuelta con doble film. Y se cocina en compartimentos aislados del resto de la cocina”, precisa Adrián Casarino, supervisor de operaciones de la empresa.

Según datos del ministerio de Salud de la Nación, en Argentina, uno de cada cien es celíaco.: “Aumentó la cantidad de restaurantes y comercios que ofrecen productos sin gluten. Y el Estado se ha comprometido”, expresó Mariana Holgado, de la Asociación Celíaca Argentina a Clarín y opinó que la ley no es tan operativa: “Es muy difícil de aplicar. Hay establecimientos que por su infraestructura no pueden cumplirla. Los celíacos preferimos tener menos opciones pero seguras”.

 

Para hacer denuncias

La AGC puso a disposición la línea 147 para realizar las quejas. “Es importante que los vecinos denuncien a través de ese número si luego de comer en algún restaurante comida sin TACC se sintieron mal”, explicó en dialogo con Clarín, Ricardo Pedace, secretario ejecutivo de la Agencia que depende del Gobierno porteño.

«Somos conscientes de lo que implica la celiaquía y del rol del Estado para garantizar una alimentación segura para quienes la padecen. Desde la AGC realizamos inspecciones periódicas y tenemos un canal permanente con los vecinos para canalizar dudas o quejas. La Dirección de Higiene y Seguridad Alimentaria posee la capacidad técnica y humana para brindar seguridad a quienes necesiten consumir este tipo de alimentos especiales», dejó en claro Pedace.

 

Así lo reflejó un sondeo que hizo la consultora privada TrialPanel sobre 500 casos. El mismo relevamiento sostuvo que 7 de cada 10 argentinos tienen en su entorno al menos una persona con celiaquía. El resultado de la encuesta la dio a conocer datachaco.com.

Casi el total de la población asegura que los productos sin TACC son más caros que los tradicionales. Dentro de esta franja que asciende al 98%; el 39% afirma que cuestan un poco más, el 37% dice que cuestan el doble y el 22% más del doble.

Son datos que arrojó una encuesta realizada por la consultora privada TrialPanel en medio de un estudio de mercado. El relevamiento se hizo sobre la base de 500 casos (celíacos y no celíacos) y se realizó para saber cuánto conoce la sociedad a cerca de la celiaquía, si llevan adelante alguna dieta sin TACC y si pueden acceder fácilmente a los productos libres de gluten.

Otro dato interesante es que 7 de cada 10 consultados dijo tener en su entorno al menos una persona que padece celiaquía.

Del total de los relevados, el 6% dijo ser celíaco. Pero un 7% sigue una dieta libre de gluten de manera estricta y 33% lo hace a menudo.

A la hora comprar alimentos sin TACC, el 30% sostiene que es “bastante o muy difícil” encontrarlos, el 48% asegura que es “algo difícil” y apenas el 15% restante manifestó que “no le parece nada dificultoso”.

En este sentido también se les preguntó dónde compran dichos productos. El 88% lo hace en dietéticas y el 70% en supermercados.  ¿Están bien señalizados? ¿Se pueden encontrar fácilmente?: el 30% dijo que no y un 18% no lo sabe.

Además la mitad de los entrevistados no conoce tiendas exclusivas sin TACC, ni tampoco saben que hay productos para higiene personal sin gluten, más allá de los alimenticios.

Tras la sanción de la Ley Celíaca, el stock de productos gluten free aumentaron como así también los locales que venden estos artículos. Esa tendencia se vio reflejada en la encuesta de TriaPanel porque seis de cada diez personas consultadas respondieron afirmativamente sobre esa situación.

Sabores sin TACC es un emprendimiento que va por los 10 años. La distribuidora cuenta con más de 700 productos aptos, y suma constantemente nuevas opciones en un mercado que crece día a día. Parte de ese crecimiento fue la apertura del local al público en la calle Cortina 2002 (esquina Nogoyá) en el barrio de Villa Real, Ciudad Autónoma de Buenos Aires desde hace cuatro años. También cuenta con un servicio a domicilio a través de su tienda virtual con envíos a toda la Argentina. Su nuevo plan de expansión son las franquicias. Es así como queremos resaltar su presencia en Lomas de Zamora, en Acevedo 302 (esq. Portela). Con toda la buena energía y calidad para recibir a sus clientes.

 

www.saboresintacc.com.ar

pedidos@saboresintacc.com.ar

Tel.: (011) 4641-4805

Horario de atención de la oficina: de lunes a viernes, de 9:30 a 17

En esta nota te explicamos todas las clases de vegetarianos. Que come cada uno y los riesgos que implica hacer una dieta vegetariana muy estricta. Es clave la ingesta de cereales y legumbres para complementar la falta de proteínas. La doctora Georgina Alberro nos brinda todos los detalles.

 

Ovolactovegetarianos: consumen tanto huevo como leche y derivados lácteos además de los alimentos de origen vegetal. No consumen ningún tipo de carne.

Lactovegetarianos: consumen leche y derivados lácteos además de los alimentos de origen vegetal. No consumen huevo ni ningún tipo de carne.

Ovovegetarianos: consumen huevo además de los alimentos de origen vegetal. No consumen lácteos ni ningún tipo de carne.

Veganos o vegetarianos estrictos: consumen solo alimentos de origen vegetal. No consumen ningún alimento de origen animal.

Quien opta por una dieta vegetariana, debe conocer las diferencias que existen entre la proteína animal y la vegetal.

Las proteínas son el componente básico de todos nuestros órganos y de nuestro sistema de defensa, y están formadas por unidades llamadas aminoácidos. Las proteínas que se encuentran en los alimentos de origen vegetal son diferentes de las proteínas presentes en los animales. Existen en total veinte aminoácidos.

Los humanos podemos fabricar solo algunos de ellos. Los aminoácidos que no se fabrican en nuestro cuerpo son los llamados esenciales y deben ser suministrados por los alimentos. Los alimentos de origen vegetal carecen de algunos de estos aminoácidos y, por eso, las proteínas de estos alimentos son llamadas proteínas de bajo valor biológico. Por tal motivo deben consumirse en combinaciones adecuadas en el trascurso del día para recibir un aporte balanceado de aminoácidos.

En las dietas vegetarianas debemos recurrir a la complementación proteica. Por ejemplo, cereales + legumbres. Por otro lado, es importante tener en cuenta que las necesidades de zinc en los vegetarianos son más elevadas debido al elevado contenido de fibra en las dietas y la menor presencia de proteína de origen animal y a que la ingesta de vitamina A se encuentra restringida en los vegetarianos puros por la falta de carnes y lácteos (fuente importante de vitamina A).

Doctora Georgina Alberro, médica especialista en Nutrición, celíaca y directora de GABA.