Celiacos

El doctor Eduardo Cueto Rua,  pediatra y gastroenterólogo especialista en  celiaquía que trabaja por el derecho a la salud, sostiene que la persona  celíaca debe ser considerada como “una más en el mundo”.

 

La Ley 27.196, que viene a modificar la Ley Nacional de la Enfermedad Celíaca (26.588), genera diversas opiniones en la comunidad celíaca. Consultado por Celi&co acerca de esta ley, el doctor Eduardo Cueto Rua -fundador de la Asociación Celíaca Argentina y director del postgrado universitario de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de La Plata-, opina: “El artículo 9 de la ley celíaca dice:  ‘Las obras sociales enmarcadas en las Leyes 23.660 y 23.661, la obra social del Poder Judicial de la Nación, la Dirección de Ayuda Social para el Personal del Congreso de la Nación, las entidades de medicina prepaga y las entidades que brinden atención al personal de las universidades, así como también todos aquellos agentes que brinden servicios médicos asistenciales a sus afiliados independientemente de la figura jurídica que posean, deben brindar cobertura asistencial a las personas con celiaquía, que comprende su detección, diagnóstico, seguimiento y tratamiento, incluyendo las harinas y premezclas libre de gluten, cuya cobertura determinará la autoridad de aplicación’. Con esta última frase, se convierte a las harinas en remedios y a los celíacos en enfermos crónicos”.

El planteo de Cueto Rua es el siguiente: “Si al celíaco le dan $ 325 por mes para harinas y premezclas, le están dando al año casi $ 4.000. Eso es lo que sale una colonoscopía. Cualquier persona que se tiene que hacer una colonoscopía por año toda la vida es registrada, por el gasto que genera, como un enfermo crónico. Podríamos pensar también que los celíacos se gastan, al cabo de veinte años, el dinero de un baipás coronario y, al cabo de cuarenta años, el dinero de un trasplante. Así, se ganan esta ‘fama de enfermos crónicos’ porque dicen que tienen que comer harinas terapéuticas y el día que tengan que buscar trabajo, el empleador no los elegirá.

“Los adultos que dicen que son enfermos crónicos incurables están haciendo un enorme daño a los niños celíacos -señala Cueto Rua-. Como pediatra, yo puedo orientar a una madre a criar un niño sano, pleno y feliz, pero no puedo con los adultos que quieren, se sienten o necesitan ser considerados enfermos. Estos niños de hoy no pueden ni deben ingresar al sistema laboral como minusválidos por no poder comer trigo, avena, cebada o centeno. Que nadie les robe el futuro”.

Dr. Eduardo Angel Cueto Rúa, pediatra y gastroenterólogo, fundador de la Asociación Celíaca Argentina.

Esa provincia del litoral argentino ofrece una detección temprana, gratuita y la devolución del IVA para que los alimentos sin gluten sean mas accesibles.

 

Más allá de la sanción de la nueva ley celíaca, hay que seguir trabajando. En eso están especialistas, como el bioquímico Néstor Litwin -quien hace hincapié en la importancia de la detección temprana de esta enfermedad genética, autoinmune y multisistémica, que afecta al 1 por ciento de la población argentina- y las asociaciones que no cesan en su lucha por una mejor calidad de vida para las personas con celiaquía. De hecho, el 10 de marzo se firmó un convenio marco para la implementación del Programa de Detección Serológica de la Enfermedad Celíaca entre la Municipalidad de Paraná, la Asociación de Celíacos de Entre Ríos (ACER) y el Club de Leones Parque Urquiza.

Sobre el acuerdo, el doctor Litwin señaló que es un avance grande porque permite ampliar la base de conocimiento acerca de la enfermedad y tener estadísticas que, hasta el momento, son escasas. Además, planteó que es un gran logro porque muchas personas que no presentan síntomas típicos -sobre los cuales se basaba el diagnóstico antes del conocimiento de esta metodología-, hoy pueden saber que tienen celiaquía y comenzar un tratamiento.

Cecilia Pautaso, presidenta de ACER, señaló que “el convenio abre las puertas para un canal más de detección temprana de la enfermedad celíaca, que ayuda y garantiza la posibilidad de tener celíacos sanos y evitar los diagnósticos deplorables y estados de salud complicados”.

En Entre Ríos, y a nivel nacional, ya se distribuyen los reactivos de manera gratuita en los hospitales públicos. Ahora la Municipalidad de Paraná se suma para facilitar la detección de más enfermos.

Por otro lado, la titular de ACER, Cecilia Pautaso, indicó que integrantes de la institución mantuvieron reuniones con legisladores de la provincia entrerriana, para que un proyecto de ley que llega a la Cámara Baja de la Nación establezca la devolución del IVA para beneficiarios de programas sociales y jubilados, y también en productos para celíacos. Especialistas, asociaciones y la comunidad celíaca en general se suma y compromete para seguir avanzando en una vida cada día mejor para los celíacos.

Gabriela Lima, periodista, autora de Cocina para celíacos, de Editorial Albatros

Está ubicado en el corazón de la Ciudad de Buenos Aires, en el barrio de Caballito, nació a metros de su predecesora, Dietética Rojas 12, hasta hace muy poco una de los tres principales dietéticas de la Argentina.

 

Rojas Gluten Free es la quinta apertura de la cadena y un sueño cumplido de su propietario John Fernandes -una persona muy querida y solidaria en el ámbito celíaco de Buenos Aires-. Todo en Rojas Gluten Free es libre de gluten, y con una variedad de rubros que lo hacen único y modelo, donde todo se puede conseguir, desde lácteos, quesos, fiambres, panificados y pastas (frescos y congelados), alimentos elaborados, galletas, dulces, snacks, cereales, harinas, premezclas, especias, bebidas, alfajores y golosinas, hasta revistas y cosmética.

Las tentaciones empiezan al ingresar al local, pues una barra atendida por especialistas gourmet gluten free ofrece delicias de repostería y pastelería, sándwiches, jugos y licuados naturales, cafetería, y hasta panchos y helados. Tenés que conocer Rojas Gluten Free, y podés hacerlo aunque no vivas en Buenos Aires, pues te ofrece una sucursal virtual.

Dirección: Rojas 42, Caballito. CABA. Argentina Web: www.dieteticarojas.com

FacebooK: https://www.facebook.com/dieteticarojas/

 

 

Los trastornos en los ciclos menstruales, la menarca tardía (primera menstruación más tarde de lo habitual), la dificultad para lograr embarazos, los abortos espontáneos, dar a luz bebés de bajo peso y la menopausia precoz pueden ser consecuencia de la enfermedad celíaca (EC). Muchas parejas recorren consultorios médicos en busca de ayuda para lograr un embarazo y no tienen una respuesta certera de por qué no lo consiguen. En muchos de estos casos de “infertilidad por causa desconocida”, que afecta al 15 por ciento de las parejas con diagnóstico de infertilidad, la causa es la enfermedad celíaca, explicó la Dra. Georgina Alberro, médica especialista en nutrición y celíaca, directora del grupo GABBA y experta en dieta libre de gluten.

 

La EC produce varios trastornos inmunológicos, hormonales y nutricionales. El déficit de ciertas vitaminas y minerales, producido por la malabsorción que genera la EC, es un obstáculo a la hora de buscar un embarazo. Es habitual que los celíacos estén carentes de cinc, ácido fólico, hierro, selenio y vitamina K, y la falta de estos nutrientes puede afectar la fertilidad.

 

Los problemas de fertilidad son comunes también en los hombres con EC y pueden ser el primer o único síntoma de la enfermedad. Recordemos que la celiaquía puede presentarse en cualquier momento de la vida y que lamentablemente todavía existe un gran porcentaje de casos sin diagnosticar, ya que no siempre se presenta con síntomas típicos, por lo que se dificulta el diagnóstico

Con pequeños cambios diarios podemos fortalecer el sistema inmune de los niños para que comiencen el año lectivo a pura energía. Chequear la salud de los más chicos antes de la vuelta las aulas, es clave.

El fin del verano y el retorno a las actividades implica volver a una rutina ya olvidada. Dietas poco saludables, descanso entrecortado, días enteros de juegos y una elevada exposición al sol son los principales ingredientes de las vacaciones. Esta rutina sostenida en el tiempo puede generar un desequilibrio en el correcto funcionamiento de las defensas y desencadenar enfermedades.

A estas alteraciones hay que sumarle que los grupos facilitan la transmisión de enfermedades, por eso es importante fortalecer el sistema inmune de los más chicos.

El regreso al cole y a la agenda cargada de actividades puede convertirse en una tarea difícil y afectar fundamentalmente el estado de ánimo de los más chiquitos, quienes desearían que las vacaciones no terminaran nunca. Por eso, los papás deben estar atentos a estos posibles cambios y chequear la salud de los niños antes de volver a la escuela.

Muchas enfermedades pueden ser prevenidas con un calendario de vacunación al día, cambios en hábitos incorrectos y visitas periódicas al pediatra, odontólogo, otorrinolaringólogo y oftalmólogo, entre otros. La escuela, guarderías y plazas son lugares de transmisión de una gran cantidad de enfermedades y es complicado evitar que los niños se enfermen, debido al contacto con otros chicos y la fragilidad propia de su cuerpo.

Lograr un sistema inmunológico fuerte es el primer paso. Él será el encargado de defender al organismo ante las infecciones, como las bacterias y los virus. Cuando el sistema inmune está menos activo que lo normal decimos que el paciente tiene una baja en sus defensas, lo cual lo torna más susceptible a contraer infecciones. Es por eso que resulta fundamental el buen estado del sistema inmunológico para prevenir y combatir diversas enfermedades.