Celiacos

Los trastornos en los ciclos menstruales, la menarca tardía (primera menstruación más tarde de lo habitual), la dificultad para lograr embarazos, los abortos espontáneos, dar a luz bebés de bajo peso y la menopausia precoz pueden ser consecuencia de la enfermedad celíaca (EC). Muchas parejas recorren consultorios médicos en busca de ayuda para lograr un embarazo y no tienen una respuesta certera de por qué no lo consiguen. En muchos de estos casos de “infertilidad por causa desconocida”, que afecta al 15 por ciento de las parejas con diagnóstico de infertilidad, la causa es la enfermedad celíaca, explicó la Dra. Georgina Alberro, médica especialista en nutrición y celíaca, directora del grupo GABBA y experta en dieta libre de gluten.

 

La EC produce varios trastornos inmunológicos, hormonales y nutricionales. El déficit de ciertas vitaminas y minerales, producido por la malabsorción que genera la EC, es un obstáculo a la hora de buscar un embarazo. Es habitual que los celíacos estén carentes de cinc, ácido fólico, hierro, selenio y vitamina K, y la falta de estos nutrientes puede afectar la fertilidad.

 

Los problemas de fertilidad son comunes también en los hombres con EC y pueden ser el primer o único síntoma de la enfermedad. Recordemos que la celiaquía puede presentarse en cualquier momento de la vida y que lamentablemente todavía existe un gran porcentaje de casos sin diagnosticar, ya que no siempre se presenta con síntomas típicos, por lo que se dificulta el diagnóstico

Con pequeños cambios diarios podemos fortalecer el sistema inmune de los niños para que comiencen el año lectivo a pura energía. Chequear la salud de los más chicos antes de la vuelta las aulas, es clave.

El fin del verano y el retorno a las actividades implica volver a una rutina ya olvidada. Dietas poco saludables, descanso entrecortado, días enteros de juegos y una elevada exposición al sol son los principales ingredientes de las vacaciones. Esta rutina sostenida en el tiempo puede generar un desequilibrio en el correcto funcionamiento de las defensas y desencadenar enfermedades.

A estas alteraciones hay que sumarle que los grupos facilitan la transmisión de enfermedades, por eso es importante fortalecer el sistema inmune de los más chicos.

El regreso al cole y a la agenda cargada de actividades puede convertirse en una tarea difícil y afectar fundamentalmente el estado de ánimo de los más chiquitos, quienes desearían que las vacaciones no terminaran nunca. Por eso, los papás deben estar atentos a estos posibles cambios y chequear la salud de los niños antes de volver a la escuela.

Muchas enfermedades pueden ser prevenidas con un calendario de vacunación al día, cambios en hábitos incorrectos y visitas periódicas al pediatra, odontólogo, otorrinolaringólogo y oftalmólogo, entre otros. La escuela, guarderías y plazas son lugares de transmisión de una gran cantidad de enfermedades y es complicado evitar que los niños se enfermen, debido al contacto con otros chicos y la fragilidad propia de su cuerpo.

Lograr un sistema inmunológico fuerte es el primer paso. Él será el encargado de defender al organismo ante las infecciones, como las bacterias y los virus. Cuando el sistema inmune está menos activo que lo normal decimos que el paciente tiene una baja en sus defensas, lo cual lo torna más susceptible a contraer infecciones. Es por eso que resulta fundamental el buen estado del sistema inmunológico para prevenir y combatir diversas enfermedades.

 

Así lo dejó en claro la periodista Valeria Schapira en diálogo con Celi&co.  “La reacción del otro al decirle que tenemos condición celíaca en la primera cita puede mostrarnos su calidad humana”, agregó la escritora.

 

“Conocer a alguien despierta toda una serie de inquietudes y, obviamente, todos queremos dar una buena impresión. Pensamos desde qué ponernos, hasta qué y cuánto contar de nosotros mismos, y cuando la persona tiene condición celíaca… se suma un tema”, planteó  Valeria Schapira en una conversación con Celi&co.

La periodista, escritora y experta en vínculos para match.com, autora de Dolores del alma. Un viaje del dolor al buen amor -entre otros-, reflexiona sobre la primera cita, también desde su condición de celíaca y vegetariana: “Creo que hay que decir que tenemos condición celíaca desde el primer momento. En primer lugar porque es una condición crónica (no una enfermedad) y no tenemos por qué avergonzarnos y, en segundo lugar, porque decirlo y ver la reacción del otro nos va a permitir conocer la calidad de esa persona”. Si la cita es a tomar un café, todo puede ser más fácil, pero si la invitación incluye cena, es importante explicar qué puede comer un celíaco y qué no y proponer un restaurante libre de gluten o con propuestas sin TACC donde se tomen todos los recaudos necesarios.

“Así como a una persona que tiene una dificultad de movilidad se le ve en la primera cita, es bueno plantear la condición celíaca en ese momento; si al otro le molesta, quizás no sea la persona que queremos tener a nuestro lado”, señala la periodista y remarcó que es una oportunidad para medir el grado de empatía y de ponerse en el lugar del otro que tiene nuestra cita, atributos que son muy importantes a la hora de pensar en armar una pareja, exista o no la condición celíaca en alguno de los dos.

“El que me quiera, que me quiera como soy -afirma Valeria-. Así como no voy a ocultar el credo que profeso, no tengo por qué ocultar que tengo condición celíaca, que por otro lado es algo condicionante pero no determinante. Por ejemplo, yo soy vegetariana y a mí me haría hasta un poco de ruido salir con alguien que coma carne, pero si me enamoro de un hombre que hace asados… trataré de no ver el asado.”

Cuando se busca pareja vía internet -en portales como match.com, por ejemplo- es posible especificar algunos detalles, y es claro que sería más fácil salir con otro celíaco… pero lo que sería más fácil no siempre es lo mejor, ni siempre funciona. Más allá de la primera cita, cuando la pareja ya está formada y llega el diagnóstico de celiaquía, la reacción de la otra persona es fundamental: “Si tu pareja no es celíaca pero hay empatía, sabrá que lo mejor que puede hacer es comer sin gluten, para evitar la contaminación y simplificar las cosas. Si prefiere no hacerlo, lo ideal es que registre y entienda que, por ejemplo, no puede lavar los platos con la misma esponjita ni poner las cosas en la heladera sin tapar”.

Schapira reconoce que a veces la pareja no se adapta, trata al celíaco como “maniático” y, en ese caso, deberíamos plantearnos para qué queremos en nuestra vida a alguien que no registra nuestras necesidades. “Fijate qué estas eligiendo -advierte Valeria-, porque si un amigo es capaz de cuidarte e ir a un restaurante donde hay opciones para celíacos, con más razón debería hacerlo una pareja. Y si no, ¿para qué lo querés?”, se preguntó la periodista a modo de reflexión.

 

La presidente de la ONG española Celíacos en Acción, Lucía Gemma Arango Fernández, conversó con Celi&co para dar a conocer la lucha que llevan adelante para mejorar la calidad de vida de los celíacos en su país.

Celíacos en Acción es una ONG de España que lucha por los derechos de las personas con celiaquía en un país.

A Lucía Gemma Arango Fernández, presidente de la ONG, le diagnosticaron celiaquía hace 41 años.

“Me convertí en una de las primeras diagnosticadas en el Principado de Asturias, en una época en la que todavía no existía tanta información sobre esta enfermedad”, destacó Lucía, quien considera que en España todavía falta mucho camino por recorrer para mejorar la calidad de vida de los celíacos.

“En febrero de 2015, después de hacer la compra de la semana  para mis tres hijos y para mí (los cuatro somos celíacos), y en vista de que nadie hacía nada por nuestro colectivo, decidí poner en marcha mi derecho al pataleo”, dijo Lucía, y agregó: “Y cuando gastas más de 120 euros semanales en productos tan básicos como pan, galletas, pasta, harina y cereales el enfado que acumulas es considerable. Así fue como decidimos poner en marcha una petición online al gobierno de España para que facilitara la compra de alimentos sin gluten”.

¿Conoces la Goma Xantana? ¿Sabes para qué se usa? ¿Qué sustituye? ¿Si tiene gluten?

Si te estás familiarizando con la cocina sin gluten, es posible que sea un ingrediente desconocido para ti.
Es difícil hacer pan sin gluten (o cualquier tipo de bizcochos o masa)  con la misma textura y sabor que el que lo contiene, lo sabemos.
Y precisamente por eso hoy te vamos a hablar de la goma Xantana.

¿QUÉ ES LA GOMA XANTANA?

La goma xántica, Xantana o Xantan es un polisacárido que se conoce como E-415 (seguro que si consultais las etiquetas os resulta familair) con aspecto de polvo blanco que se disuelve perfectamente en el agua y que se agrega como aditivo natural y espesante.
Es un carbohidrato, o hablando más específicamente, un polisacárido natural de alto peso molecular que se fabrica a partir de ingredientes de origen natural.
Muchas veces proviene de la fermentación del maíz (¡cuidado con los intolerantes al maíz!) y se utiliza en muchos alimentos que nos rodean como bebidas, salsas o productos lácteos (como helados) por su capacidad de estabilizador.

¿Sabías que la Goma Xantana se utiliza también para reducir tanto el nivel de azúcar en sangre, como el colesterol en las personas que padecen de diabetes?

¿PARA QUÉ SE USA LA GOMA XANTANA?

La goma Xantana se puede usar como:

  • Espesante
  • Estabilizante
  • Emulsionante

Por ejemplo en:

  • Ensaladas
  • Salsas: Logra que el aderezo se mantenga en la parte superior, aportando estabilidad hasta períodos de un año.
  • Productos instantáneos
  • Postres
  • Pastelería
  • Productos lácteos y derivados: Como en los helados; que evita que se formen cristales de hielo al introducirlos en el congelador, además de actuar de estabilizador.
  • Jugos de fruta y bebidas gaseosas: Ayuda a mantener la suspensión de la pulpa de fruta, proporcionando un mejor aspecto al zumo o refresco.

¿CÓMO SE UTILIZA LA GOMA XANTANA EN LA COCINA SIN GLUTEN?

Uno de los grandes problemas del pan sin gluten es que, por lo general,  no tienen la esponjosidad, consistencia y elasticidad propia del plan con gluten y esto produce, entre otras cosas, que  se desmigue. Aunque no sólo sirve para el pan. Puedes utilizar este complemento en bizcochos, masas y repostería en general.
De modo que, como decimos,  la goma Xantana sustituye el efecto “pegante” y espesante de gluten en la panadería y pastelería libre de gluten..

Principalmente hay dos formas de usarla:
-Directamente sobre la harina sin gluten
-Disuelta en agua y mezclada. En este caso, que es como más nos gusta utiilizarla a nosotros, se forma un gel gomoso que hace que los bizcochos y panes queden mucho más esponjosos.

¿Qué cantidades debes utilizar y cómo?
Lo primero, y como dicen desde singlutenesmasrico.com, ¡no te pases con la Xantana!
Según la información encontrada en el” BOE núm 44, del 20 de febrero de 2002 (página 6765), el REAL DECRETO 142/2002, de 1 de febrero, por el que se aprueba la lista positiva de aditivos distintos de colorantes y edulcorantes para su uso en la elaboración de productos alimenticios, así como sus condiciones de utilización.
En este documento se establece que la DOSIS MÁXIMA de GOMA XANTANA tiene que ser de 10g por kg de producto (es la misma dosis que de goma garrofín o goma guar, de las que os hablaremos próximamente).”
Así que ten cuidado con las cantidades, ya que la goma Xantana puede producir efectos secundarios si se sobrepasan los 15 gramos al día, ya que es la cantidad recomendada. Si excedes esta cantidad puede llegar a  provocar gases y distensión abdominal, aunque las personas con sensibilidad estomacal pueden padecer los síntomas antes de exceder la cantidad.
Y, además, puede hacer que tu receta quede demasiado espesa, demasiado gomosa. 

La cantidad de goma Xantana que se suele utilizar es entre ½  y 1 cucharadita de goma por cada taza (250ml) de harina.
Al utilizarla, como crea ese efecto de pegamento, sería interesante disminuir la cantidad de ingredientes secos o, en su defecto, aumentar los ingredientes líquidos para compensar. 🙂

El efecto que da este elemento es que nuestros panes o bizcochos  no se desmoronen tan fácilmente como estamos acostumbrados en las recetas para celiacos

Cómo ves, la goma Xantana es un ingrediente que puede salvarte muchas veces en la cocina sin gluten, así que , ¿te animas aprobarla en tus recetas?

Fuente: http://www.glotonessingluten.com