Torta de peras, almendras y maíz
Para un molde de 24- 26 cm de diámetro
Comen 8

Ingredientes

225 g de manteca blanda
225 g de azúcar rubio
225 g de almendras
225 g de polenta
¼ de cdita de sal
1 cdita de extracto de vainilla
3 huevos
Ralladura de 1 naranja
Ralladura de 1 limón
Jugo de ½ limón
1 cdita de polvo de hornear

Para la compota de peras

1 kg de peras (usé orgánicas)
350 g de azúcar
500 g de agua
Jugo de medio limón
1 chaucha de vainilla

Procedimiento

– Enmantecar y cubrir con polenta la base y las paredes del molde.
– Precalentar el horno a 160 °C.
– Para la compota, lavar y pelar las peras, cortarlas por la mitad, retirarles el centro y dejar algunas mitades con su cabito.
– Cortar la chaucha de vainilla por la mitad y raspar su interior. En una cacerola llevar al fuego el azúcar, el agua, el jugo de limón y las semillas de vainilla con su vaina. Cuando rompa hervor, agregar las peras, bajar el fuego y cocinarlas hasta que estén tiernas pero no se desarmen. Dejar enfriar y practicar tajos encima de cada pera. Reservar.
– Para la torta, batir la manteca blanda con la ralladura de cítricos, la vainilla y el azúcar, durante 10 minutos, hasta que obtener una preparación aireada, pálida y espumosa. Cada tanto parar la batidora y, con una espátula de goma, ir raspando los bordes hacia abajo para que se integren a la preparación.
– Agregar los huevos a temperatura ambiente, de a uno por vez, batiendo bien después de cada adición.
– Procesar la polenta junto con las almendras hasta obtener un polvo. Mezclar con la sal y el polvo de hornear.
– Integrar los ingredientes secos en el batido junto con el jugo de limón.
– Volcar la mezcla en el molde y disponer encima las mitades de pera, escurridas, una al lado de la otra, dejando un pequeño espacio entre cada una, en forma simétrica. No hundirlas sino sólo apoyarlas para que no desaparezcan dentro de la torta. Es lindo que se asomen (igual un poco se van a hundir en el horno).
– Cocinar la torta durante 40 minutos a 160 °C, bajar el horno a 130 °C y cocinar 30 minutos más. Retirar y dejar enfriar en el molde. Debe dorarse
– Servir la torta en porciones con el almíbar de pera y vainilla reducido y crema batida o queso Mascarpone.

Lambertips:
Cuanto más a polvo procesen la polenta con las almendras más sostenida será la torta y menos se hundirán las peras.
Es una torta fragil, cuidado al cortarla.
Es apta para personas que, por el motivo que fuere, siguen una dieta libre de gluten.
Se guarda en la heladera pero me gusta a temperatura ambiente o tibia con helado.

Artículos Relacionados
Comentarios