SIN TACC es un sello muy buscado entre los consumidores, ya que hace referencia a alimentos que no contienen trigo, avena, cebada ni centeno. Estos componentes son enemigos de los celíacos, pero también forman parte de una visión cada vez más extendida de personas que no consumen estas harinas por decisión propia.

La gran difusión que ha tenido la celiaquía en la última década y la sanción de una ley específica -ver recuadro- impulsaron la fabricación de muchos alimentos para este nicho de consumidores que buscan productos libres de gluten, pero que también sean sabrosos y al alcance del bolsillo. Al recorrer las góndolas de los supermercados y de las dietéticas se encuentran muchas opciones, y la sorpresa es que no todas son fabricadas por las grandes industrias multinacionales de alimentos. Hay productos que nacieron en pequeñas localidades de Argentina, y por su calidad y profesionalismo han sabido ganar su lugar. Es el caso de ViaVita, la marca bajo la que comercializa Nobelfoods, una Pyme que nació en San Jorge, provincia de Santa Fe, una localidad que no alcanza a 25.000 habitantes. Allí, un grupo de emprendedores se propuso desarrollar alimentos saludables y libres de gluten a través de productos innovadores, ricos y funcionales. Nacida en 2013, esta joven empresa está integrada por profesionales con larga trayectoria en desarrollo de productos y procesos en la industria de la alimentación.

“Empezamos con el único propósito de ofrecer a los celíacos una opción diferente, que respondiera a sus necesidades y a la de sus familias. Formulamos nuestros productos con ingredientes aptos, utilizando la mejor tecnología y óptimas condiciones de producción, garantizando su calidad y trazabilidad”, señala Analía Juárez, ingeniera química con maestría en alimentos funcionales, quien impulsó este emprendimiento decidida a cambiar el rumbo de su vida dejando de trabajar en relación de dependencia para cumplir este sueño. “Con los años adquirí experiencia que se sumó a mi formación académica, lo que me permitió tomar la decisión de iniciar este proyecto. Lo que más me motivó fue pensar en que las personas que, por su condición celiaca, intolerancia al gluten o simplemente elección, pudieran disponer de algo diferente y rico. Un día me enteré de que tengo familiares con celiaquía, entonces me interioricé acerca de esta condición y descubrí el link perfecto para mí ya que podía aplicar todo lo que sabía de productos panificados con harina de trigo y llevar ese conocimiento a la opción libre de gluten. Por eso mi emprendimiento nace desde la curiosidad, la pasión por mi profesión y la solidaridad por las personas que viven esta realidad”.

Para comenzar, Analía invirtió todo su capital y solicitó dos créditos para pymes en los bancos locales (Santander y Santa Fe), y así pudo equipar la empresa con las primeras máquinas que elaboran los muffins. En menos de un año incorporó más tecnología de primera línea con la ayuda de Argental, que permitió agregar la elaboración de las Chalitas. Y este año amplió la oferta con las variantes de galletitas dulces, las crackers, las mermeladas y el dulce de leche sin azúcar agregada. La empresa se caracteriza por la búsqueda permanente de nuevas opciones, sin descuidar ese toque especial que le da la textura y el sabor de los alimentos caseros.

Nobelfoods es muy celosa con la selección de proveedores y con las exigencias del proceso, porque sus dueños saben que están elaborando productos alimenticios para un público que necesita la tranquilidad de conocer lo que consume. “Nuestros proveedores son los mejores del mercado. Los ingredientes que componen nuestros productos son de excelente calidad, con trazabilidad al origen, con análisis certificados y empresas con certificaciones de calidad”, asegura Analía, “Garantizamos la provisión de alimentos seguros, inocuos y de calidad para el consumo humano a través de la implementación y del cumplimiento del Sistema de Gestión de Calidad e Inocuidad Alimentaria en todas las etapas del proceso”.

Para la comercialización de sus productos, Nobelfoods desarrolló diversos canales: están en cadenas de supermercados (Carrefour, Walmart, Libertad), cuentan con distribuidores en todo el país y también ofrecen la posibilidad de comprar on line, con envíos a todo el país y la facilidad de pagar en cuotas. “Actualmente estamos trabajando con la posibilidad de abrir otros mercados y exportar”, se entusiasma Analía, “y también con incorporación de más productos”. La reciente participación de la empresa en AlimentAR les permitió conocer más acerca del mercado, cómo están posicionados, y qué perspectivas se presentan. “Los productos libres de gluten, orgánicos, veganos, etc, son una tendencia de consumo mundial por lo que las posibilidades son muy concretas a mediano plazo”, asegura.

Fuente: www.revistachacra.com.ar

(Visited 62 times, 1 visits today)
Artículos Relacionados
Comentarios