Etiqueta: CELIAQUIA

El 1 por ciento de la población de la ciudad es celíaca, según estiman en la Asociación Celíaca Argentina. Crece el número de personas que consume sin TACC.

por Belén Bagaloni, Lucas Di Nucci y Tomás García Castañón

En la ciudad hay más de 2000 celíacos, según Mariana de la Riva, presidenta de la Filial Mar del Plata de la Asociación Celíaca Argentina. Si bien aclaró que el dato se refiere a las personas que se acercan a la asociación, estima que el 1% de la población local es celíaca.

La celiaquía es una enfermedad crónica que produce una lesión en la mucosa intestinal la que provoca una atrofia en las velocidades del intestino alterando la absorción de nutrientes. Esto se debe a la intolerancia del gluten encontrado en las proteínas del trigo, la avena, la cebada y el centeno (TACC).

El gran problema que tienen es a la hora de comprar los productos que necesitan. Por lo general, en las grandes ciudades no tienen mayores dificultades, encuentran muchas variedades de distintos alimentos en marcas diferentes, pero en ciudades más pequeñas el inconveniente es mayor, no tienen diversidad de productos.

A lo largo de los años la industria evolucionó. En Mar del Plata, los comercios y productores siguen adaptándose de a poco a las necesidades de los celíacos encontrando un nuevo público que consume productos “Sin TACC“, que crece cada año. Una de las personas entrevistadas señaló que es celíaca hace 8 años y que en su momento no tenía muchas opciones, los pocos productos que había tenían gustos similares.

Hoy en día esto cambió, la mayoría de los almacenes y supermercados tienen muchas variedades y destacó que las dietéticas son claves a la hora de ir a comprar algún alimento en específico. Distintas marcas han decidido sólo producir mercadería para los que sufren de celiaquía y para identificarlos en su envase tienen un logo que dice “sin TACC”.

Algunos mercados sacan un mayor rédito económico armando una sección especialmente con productos sin TACC aptos para celíacos, por lo que logran captar que las familias que tienen un integrante celíaco compren estos alimentos sin gluten y a su vez alimentos para el consumo del resto de la familia.

Una diferencia a tener en cuenta entre los productos para celíacos y los que no es el precio. Uno de los motivos es que el valor de la harina de maíz es mucho más costoso con respecto a las demás harinas; el otro motivo es que las fábricas que elaboran productos para celíacos y a su vez otros alimentos, necesitan tener espacios totalmente separados para evitar la contaminación cruzada y esto mismo se ve en los precios finales.

Precios libres de TACC

La diferencia de precios es notoria. En los aceites el precio es el mismo lo que varían son las cantidades. El de oliva la botella de medio litro ronda los 70$ mientras que la de litro de girasol tiene el mismo valor. Con respecto a la harina para celíacos (maicena) se encuentra a 30$ el kilo mientras que la común 20$.

Los fideos son el producto que más diferencia de precios hay, los Don Vicente están 25$ aproximadamente mientras que los celíacos rondan entre los 40$ y los 80$ dependiendo la marca.

Con las galletitas pasa lo mismo que con los fideos, la diferencia de precio es abrumadora, las galletas comunes de 120gr están entre 18$ y 23$ dependiendo la marca mientras que las aptas para celíacos del mismo peso llegan a los 40$. Las tostadas sin TACC valen 28$ el paquete de 12 unidades y las que tienen TACC 24$ pero contienen más cantidad.

Entretanto las golosinas tienen su diferencia de precio. En los chocolates es donde más se puede reflejar la situación, ya que un Cadbury (apto para celíacos) vale 35$ mientras que un Milka o un Cofler valen entre 27$ y 30$, las gomitas Mogul (sin TACC) rondan los 9$ y las Gomucho 4$.

Los alfajores son de las golosinas más buscadas por los argentinos: un celíaco puede comprar su alfajor (de arroz) a 14$, a su vez, el común simple se encuentra entre 11$ y 15$. En cambio en las pastillas no hay diferencia de precios.

¿Qué es la contaminación cruzada? Es la contaminación que se produce cuando entra en contacto alimentos contaminados (crudos, o alimentos con TACC) con otros de alimentación directa (frutas, verduras, o alimentos Sin TACC). La celiaquía es una enfermedad que requiere un extremo aislamiento con respecto a sus productos, es decir, una persona no puede manipular alimentos sin TACC si previamente había tocado otro tipo de productos, como también se requiere de utensilios propios para evitar la contaminación cruzada.

Salir a comer

Otro de los problemas que tienen los celíacos es salir a comer. Según De la Riva, la ciudad no cuenta con servicio de restaurantes adaptados para el celíaco. En noviembre del 2015 se modificó la Ley Nacional Nº26.588 la cual obliga a los restaurantes y bares a tener diferentes tipos de menú y paneras especiales para las personas que sufran la enfermedad. Hoy en día esta ley no se cumple y nadie lo controla.

Los dueños y encargados de los de los comercios, no conocen ni saben que hay una ley que protege a los celíacos, por lo que es un gran dilema para ellos a la hora de ir a comer a algún lado. Lo que sí hacen es completar el POES que es un reglamento obligatorio de sanidad en el que, entre otras cosas, se deja escrito la hora en que se limpió la cocina, que se cocinó, de que forma, como se atenderá a una persona celíaca en caso de que ingrese al establecimiento a comer: a esto se refiere en limpiar toda la mesada, usar utensilios limpios y no tener ningún otro producto en el ambiente que pueda afectar a una persona celíaca.

Lugares donde se puede comer sin TACC en Mar del Plata: CripHamburguesas (Diagonal Pueyrredon y Moreno), Faustino Resto (Urquiza 5020), Bambú (Santiago del Estero y Garay), Restaurante Marisquería Santa Rita (Centro Comercial Puerto), Helados Cremolatti (Centro Comercial Puerto) y Dei Fiori (Olavarría 2529), entre otros.

Subsidios y obras sociales

El estado ante la situación económica de cada celíaco implementó un plan de subsidios en el que se requieren los siguientes requisitos: se realiza una evaluación personalizada de la situación económica de cada persona y las deficiencias nutricionales de cada una; además aclara que no es una pensión por discapacidad y es incompatible con la jubilación, pero sí es semejante con otros tipos de subsidios. Además, el estado brinda canasta de alimentos sin TACC para aquellas personas de bajos recursos que no puedan acceder a una dieta variada.

Las obras sociales cumplen un rol fundamental, lo más importante es diferenciar a las que están asociadas a un gremio de las privadas. En ambas es importante destacar que en caso de que se diagnostique la enfermedad a una persona ya siendo afiliado, la empresa le otorgará toda la cobertura correspondiente al plan que tenga, le cubrirán todo el tratamiento, asistencia médica y la consistencia farmacéutica, sin embargo, ambas no cubren la alimentación. En caso de que la persona sea celíaca previo a ingresar como afiliado a una obra social o prepaga, la misma decidirá si lo toma o no dependiendo de una serie de diagnósticos. Hay empresas que los toman como otros que no (la mayoría), ya que, ingresan con patologías preexistentes.

De compras

– Comercios con productos sin TACC en Mar del Plata

Tekis Complejo – Ayacucho 3350

Dietética Kronen SIN TACC – Córdoba 3415

Sol de Invierno – 25 de mayo 3891

Dietética Musscetta – Patagones 698 (Perla Norte)

Il Toscano – San Lorenzo 3044

Natura Sur – República de Cuba 110 (Santa Rita)

Mercalito – Hipólito Irigoyen y Castelli

Panadería La Reina del Parque – Alberti esq. Olavarría y Tejedor 598

Sans Gluten La Reina del Parque – Av. Independencia 2598

Heladería L`Sucre (Helados sin TACC) – Av. J. B. Justo 486

– Para compras online

Sabores sin TACC

Señor de Sipan

Luwer

– Para más información

Asociación Celíaca Argentina: www.celiaco.org.ar

ACELA – Asistencia al Celíaco de la Argentina: www.acela.org.ar

(*): Aula Magna – Alumnos del 3° año de Periodismo General del Instituto Superior DeporTea.

Fuente: http://www.lacapitalmdp.com

Daniel Leffler, profesor de la Universidad de Harvard y director de investigación en el Centro Médico de Celiaquía Deaconess del Hospital Beth Israel de los Estados Unidos, donde también dirige la división Calidad en Gastroenterología, disertó en el Simposio de Enfermedad Celiaca  que se realizó en la Argentina.

-¿Considera que hoy la enfermedad celiaca (EC) es más visible que antes?

-Definitivamente sí: nunca hubo tanta EC como ahora. La diferencia es notable con respecto al pasado; por ejemplo, hace unos treinta años observábamos pocos casos. Esto se lo debemos a dos factores: un incremento en la sensibilización y el conocimiento de la verdadera prevalencia de la enfermedad.

“Lo que no sabemos bien es la causa del crecimiento epidemiológico de la enfermedad –podríamos decir que está cuadriplicado– sencillamente porque las razones son diversas: cambios en la dieta y la nutrición, la exposición ambiental, los factores epigenéticos y la disminución de la formación y la regulación inmune a través de infecciones agudas y crónicas, entre otras”, agregó.

Por ejemplo, para Leffler, un tema muy importante a tener en cuenta es la higiene, ya que, tal como afirma, no deberíamos “darle pelea” a las bacterias que están en nuestro sistema inmune. Por otro lado, hay que analizar el rol de la vitamina D, cuyo efecto en fármacos sería positivo, aunque existe el riesgo de caer en una hipercalcemia.

“En cuanto a la alimentación infantil las opiniones son diversas, y por eso a veces creemos que tenemos mucho para decirles a nuestros pacientes y quizás no es tan así. Sin embargo, numerosos estudios demuestran que la alimentación infantil es un factor determinante si, por ejemplo, el gluten se incorpora entre el primer y el tercer mes de vida, siempre junto a la lactancia materna”, postuló el especialista.

“La cuestión –continuó– es que cambió la inmunidad frente a los microorganismos a los que estamos expuestos, porque en realidad comemos trigo hace millones de años.

Lo que pasa es que ahora el organismo sabe bien qué atacar y qué no, y ahí surgen las condiciones propicias para el desarrollo de las enfermedades inflamatorias”.

Todos estos factores hacen que el desarrollo de la enfermedad celiaca y de otras condiciones inmunes y alérgicas que afectarán a las próximas generaciones preocupen y mucho a los médicos en general y a los gastroenterólogos en particular.

“Ocurre que, como grupo, las enfermedades autoinmunes llevan la delantera en lo que a morbilidad respecta, además de generar muchísimo gasto. Por ejemplo, en los Estados Unidos los costos de tratamiento y demás se ubican por encima de lo que provocan el cáncer, las patologías del corazón y el accidente cerebrovascular.

Además, la mortalidad es muy alta. Esto no quiere decir que la gente se muere de o por la EC sino con ella, sin haber accedido a un diagnóstico”, acotó Leffler.

En este sentido, la epigenética –que tiene “gatillos” externos e internos– es una de las áreas que más se está desarrollando porque puede modificar la autoinmunidad sin alterar la secuencia de ADN.

El futuro y los nuevos métodos en la enfermedad celiaca

Especialmente destinadas a los niños pequeños, hace ya algunos años se están desarrollando prácticas para que el diagnóstico no invasivo se convierta en la “norma” cuando las claves de la patología (presentación clínica y pruebas de laboratorio) son muy específicas y claras.

Por ejemplo, se están trabajando proteínas que tienen que ver con el daño intestinal (pruebas de sangre), serum y biomarcadores stool, así como también serán muy útiles los marcadores de daños en el intestino.

“Esperamos que este camino continúe, aunque se sabe que la biopsia es un análisis útil y seguro que en los años venideros seguirá siendo vital en nuestra caja de herramientas para el diagnóstico y el monitoreo de la enfermedad celíaca.

En este sentido, todavía tenemos un largo camino por recorrer antes de dar con buenas pruebas no invasivas de la inflamación intestinal y la permeabilidad intestinal que puedan sustituir o aumentar la certeza de la biopsia”, refirió Leffler.

“Hasta el momento, la IgA tTG sigue siendo la mejor prueba individual que hay para testear, pero eso no quiere decir que no pueda combinarse con otras, e incluso que las pruebas serológicas se combinen con las de inmunidad. Esto hay que seguir  desarrollándolo porque, aunque las razones sean complicadas de entender y difíciles de explicar, las enfermedades autoinmunes son la pandemia del siglo que viene”, cerró el especialista estadounidense.

 

Noelia Veltri

 

Para aquellos que han sido diagnificados de celiaquía hace mucho tiempo, algunos de estos conceptos los tendrán claros. Sin embargo, en Celi&Co queremos dejar aquí algunas definiciones sobre que es el gluten, para que puedan compartir con su círculo de amigos, familiares y conocidos.Leer Más

A través de una disposición de esta mañana la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), prohíben vender golosinas para celíacos  en todo el territorio argentino, de dos golosinas supuestamente aptas para celíacos. Los productos, que cuentan con la leyenda «Sin TACC» en su envoltorio, en realidad no figuran en el listado integrado de alimentos libres de gluten.Leer Más