Dietas: Nutrición Adecuada

La alimentación es la única medicina para la celiaquía, por eso una Nutrición Adecuada, es de suma importancia. Si te diagnosticaron recientemente o ya eres celíaco desde hace tiempo, esta sección te ayudará mucho.

Betina Kamrla desmitifica que la presencia o ausencia de gluten tenga incidencia al momento de realizar una dieta para bajar de peso.

Una alimentación saludable se podría definir como aquella que incluye habitualmente la ingesta normocalórica de macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y lípidos) y micronutrientes (vitaminas y minerales) en cantidad y calidad adecuadas de acuerdo con cada persona para que se mantengan como tal, en el marco de una variedad y consumo de alimentos propios de cada cultura y región.

Asimismo, una alimentación denominada hipocalórica saludable, se refiere a un plan nutricional de bajas calorías (kilocalorías) dentro de un rango que permita ingerir las cantidades adecuadas de macro y micronutrientes para conservarse saludable y bajar de peso, considerando como objetivo los rangos de un peso adecuado para la contextura, edad y sexo de la persona.

Para ello podría decirse que suele mejorarse la calidad y controlarse la cantidad de los hidratos de carbono y lípidos de la dieta promoviendo una alimentación con densidad energética baja (a groso modo, podría definirse como aquella que, en grandes volúmenes, aporta bajas kilocalorías) contemplando una correcta distribución de comidas de acuerdo con el caso en particular.

Ahora bien, una alimentación sin gluten o sin TACC hace referencia a una nutrición que no aporte gluten, independientemente de su valor calórico.

Los cereales son un grupo de alimentos que se caracterizan por aportar una mayor proporción de hidratos de carbono complejos y una porción pequeña de proteínas, además de algunas vitaminas y minerales, según cada cereal. Entre ellos podemos mencionar al arroz, el maíz, el trigo, la avena, la cebada y el centeno, con sus derivados (por ejemplo, harinas).

En las proporciones adecuadas para cada grupo etáreo no promueven un aumento de peso. Como se puede apreciar, los cereales son un grupo de alimentos que se ubica en nuestra pirámide nutricional (o gráfica de alimentación saludable), como el de mayor proporción a consumir en una población sana.

Aunque hoy esa proporción estaría en discusión, todavía prevalece esa costumbre en nuestra cultura. Se sabe también que aportan hidratos de carbono complejos, que proporcionan energía durante el día y proteínas que promueven el sostén de nuestros órganos y desarrollo muscular entre otras funciones. Además proveen de vitaminas y minerales, sobre todo los integrales. En las guías alimentarias para la población argentina, se recomienda: “Consumir variedad de panes, cereales, pastas, harinas, féculas y legumbres”. En el caso de los celíacos se debería agregar a este mensaje “sin TACC o libres de gluten”, para que resulte saludable su dieta para bajar de peso.

Conclusiones: dieta para bajar de peso ¿Con gluten o sin gluten?

Conclusiones Independientemente de que un alimento contenga gluten o no lo contenga, su aporte no resultaría significativo ni tendría relación con la función principal de brindar o no calorías y por lo tanto no se relacionaría con una dieta para bajar de peso.

Además, si se tiene en cuenta que se encuentra en el grupo de los cereales, si el consumo de este grupo de alimentos es moderado y pertinente a cada edad, no influirá entonces en el aporte calórico y por ende no debería producirse un aumento o descenso de peso por el contenido de gluten.

Por lo tanto, son los hidratos de carbono presentes en cualquier cereal con o sin TACC los que pueden influir en la dieta, aumentando su valor calórico; en tanto, el gluten presente en los cereales que sí lo contienen no es considerado significativo para influir positiva o negativamente en el valor calórico.

De hecho, al considerar el valor calórico y nutritivo de los cereales, no se hace la separación de los que contienen gluten y los que no lo contienen. Se los considera en el mismo grupo, ya que el contenido de gluten no es un parámetro que se relacione directamente con la energía ni con el valor calórico.

Además, algunos amasados libres de gluten suelen contener más lípidos que sí afectan el valor calórico total del alimento positivamente, como así también su aceptabilidad y sabor y, contrariamente a lo que se piensa, pueden elevar el valor calórico del alimento.

Más consejos y notas de intereses sobre la dieta libre de gluten la puedes encontrar en nuestra sección de DIETA LIBRE DE GLUTEN

El número de celíacos va creciendo poco a poco en la sociedad española: se calcula que actualmente hay unas 450.000 personas diagnosticadas de celiaquía, pero podrían ser más los que sufren esta patología ya que en ocasiones los síntomas no se manifiestan de forma clara.

La celiaquía es una enfermedad autoinmune que provoca intolerancia crónica al gluten, un conjunto de proteínas que se encuentras en los cereales de secano, fundamentalmente en el trigo, pero también en cebada, avena y centeno. Estos cereales resultan tóxicos para los que sufren esta patología, por lo que deben evitar su consumo. ¿Resulta beneficiosa una dieta libre de gluten para una persona no celíaca?Leer Más

El único tratamiento eficaz para la Enfermedad Celiaca es una dieta sin gluten para toda la vida. El gluten es una proteína que se encuentra en la semilla de cereales como trigo, cebada, centeno y derivados y posiblemente avena. El gluten carece de valor nutricional pero tiene un alto valor tecnológico. Es el responsable de la elasticidad de la masa de harina, confiriendo la consistencia esponjosa de panes y masas horneados.

No debe iniciarse una dieta sin gluten antes de tener el diagnostico de un especialista, ya que dificultaría el ya de por si diagnóstico de la enfermedad. La ingestión de pequeñas cantidades de gluten o trazas puede producir la lesión de las vellosidades intestinales, no siendo necesaria la aparición de síntomas clínicos.Leer Más