La dermatitis herpetiforme es una enfermedad ampollosa autoinmune poco común que sufren entre 11,5 y 75 personas de cada 100.000. Está relacionada con la enfermedad celiaca y se la considera una manifestación de la misma, aunque sólo cerca del 20% de los pacientes tiene síntomas gastrointestinales. 

Diagnosticarla es difícil por su baja frecuencia y además en ocasiones, existe dificultad para su diagnóstico por parte del dermatólogo dado que los pacientes se rascan las ampollas y al llegar a la consulta sólo se ven signos de rascado, heridas y se puede confundir con otras enfermedades. Generalmente los codos son el lugar más afectado y todos los pacientes refieren intenso prurito.

Si bien muchas personas pasan años sin un diagnóstico correcto es importante no solo para mejorar la calidad de vida del paciente, disminuir lesiones, picor y ansiedad, sino además para llegar a evitar el desarrollo de la enfermedad celiaca sintomática y sus complicaciones. 

Fuente: celiacos.org

(Visited 291 times, 1 visits today)

“No te pierdas esta oferta lanzamiento"
El primer E-book con las 50 mejores recetas para Celíacos”