Al inicio de la enfermedad, algunos niños pueden tener constantes diarreas y dolores abdominales, mientras que otras solo presentan irritabilidad, ansiedad, falta de energía o depresión.

En ciertos casos, solo se detecta cuando se manifiestan los síntomas después de una intensa tensión emocional, tras una cirugía o después de una lesión física o una infección. Los niños suelen estar más irritables, y se puede percibir una pérdida de peso y de talla. Normalmente, presentan brazos y piernas finas y una barriga más abultada.

Los síntomas son variados, puede que no aparezcan todas, pero si pueden advertir la enfermedad:

  • Diarrea crónica o estreñimiento
  • Cansancio, fatiga y falta de energía
  • Pérdida de peso, a pesar tener buen apetito
  • Gases y cólicos intestinales
  • Heces malolientes y pálidas
  • Retraso en el crecimiento
  • Anemia
  • Hinchazón abdominal

IMPORTANTE:
Estos síntomas pueden estar causados por otros tipos de enfermedades. 
Para confirmar una posible enfermedad celiaca es necesario realizar análisis diagnósticos más profundos.

MAS INFO:
Guia Infantil.com

(Visited 33 times, 1 visits today)

“No te pierdas esta oferta lanzamiento"
El primer E-book con las 50 mejores recetas para Celíacos”